La esposa del pastor se supone que debe verse siempre agradable, sonriendo, sentada en la primera fila de la iglesia y que siempre esté de acuerdo con su marido. Sus hijos tienen que ser cristianos modelo. Ella tiene que estar lista para abrir su casa a las personas en la iglesia, en cualquier momento y servirlos. Es bueno si ella se ofrece voluntariamente a tocar el piano, ayudar en el ministerio de los niños o enseñar en un estudio bíblico para mujeres.

¡Oh, los estereotipos cómo pueden ser aplastantes para la esposa de un pastor!

La Biblia apoya la singularidad de la esposa de cada Pastor

¡La verdad es que cada esposa de pastor es única! Pero una cosa que la mayoría de las esposas de pastores tienen en común es que tienen una oportunidad dada por Dios significativa y desafiante de tener influencia para Cristo en una iglesia y su comunidad circundante. Pero al tomar el rol de esposa del pastor, con todas sus expectativas en conflicto, y el estrés del ministerio, las esposas de pastores necesitan una gracia especial y sabiduría de Dios.

Algunos maestros de la Biblia dicen que la Biblia no dice nada de la esposa de pastor. ¡Esa es una afirmación muy engañosa! En realidad, al compartir éste artículo te darás cuenta que la Biblia tiene mucho que decir para apoyar la personalidad única de la esposa de un pastor, sus necesidades, dones y servicio en el ministerio o liderazgo. Se incluyen en nuestro estudio de la Biblia ejemplos de esposas de pastores como Elizabeth quien guió a María cuando ella estaba embarazada de Jesús, y Priscila quien era la esposa de un pastor, y era co-pastor de una de las iglesias en las casas del Nuevo Testamento.

“¡Yo No Sé Cómo Ser la Esposa de un Pastor!”

Recientemente, la esposa de un pastor me dijo (Kristi), “Ser la esposa de un pastor es una nueva función en que estoy sirviendo, ¡Me siento tan inadecuada y solitaria! No sé cómo ser la esposa de un pastor o incluso con quién hablar acerca de esto. ¿Qué dice la Biblia al respecto? Me dijeron que la Biblia no tiene ninguna guía para las esposas de los pastores”.

Ella no es la única esposa de pastor que está cargado emocionalmente su papel y se siente sola con su lucha. Muchas esposas de pastores se han visto afectadas por alguien en su congregación, y no se sienten seguras de estar emocionalmente vulnerables en la comunidad de la iglesia. Muchos no saben a quién recurrir en su iglesia para recibir apoyo o aliento; incluso si deben encomendarse a alguien en su iglesia. Una encuesta encontró que el 80% de las esposas de pastores dicen que se sienten excluidas y poco apreciadas por los miembros de la iglesia.

Sentirse segura acerca de cómo manejar el papel de ser la esposa de un pastor, es una gran parte del problema. Los pastores reciben capacitación para su trabajo, pero ¿de dónde la esposa de un pastor va a aprender acerca de su papel? ¿Cuál es su papel, de todos modos? Como esposa de un pastor, ¿tiene ella un “trabajo” en la iglesia? ¿No se suponía que tenía que servir en la iglesia de forma gratuita? ¿Y si ella no quiere estar involucrada en la iglesia? ¿Está bien? Pero, ¿y si personas que necesitan de hospitalidad y cuidado siguen llegando a su casa, sin tener en cuenta cómo se siente al respecto? O, ¿ella tiene que compartir el estrés que su marido lleva a casa de la iglesia?

La Esposa del Pastor No Es Solo “¡La Señora del Pastor!”

¡Muchas esposas de pastores no quieren una descripción de las funciones de la iglesia! Y con razón, si no son llamadas por Dios para trabajar como un líder en su iglesia. No deberían tener expectativas impuestas en ellas para encajar en un molde. No deben ser juzgadas por la decisión de trabajar fuera del hogar o centrarse únicamente en su familia. (La mujer de Proverbios 31 es una mujer de virtud, que es activa en su hogar, la comunidad, y su carrera.)

Por otro lado, algunas esposas de pastores no les dan la oportunidad de usar sus dones en la iglesia, son capaces de servir, pero no son respetadas y apreciadas por lo que aportan. “Ella es la esposa del pastor”, dicen algunos. ¡Eso es tan injusto y doloroso!

La esposa del pastor es más que “¡la señora del Pastor!” Su identidad primaria no es como la esposa de un pastor, sino como una seguidora de Cristo. Ella está “en Cristo” quien Dios ha creado como una persona valiosa, con su propia personalidad y dones; ella debe ser reconocida por ello y debe darsele el espacio para expresar su singularidad. (Vea nuestra “Identidad en Cristo Versículos de la Biblia.”) Ella puede ser llamada por Dios para servir en la iglesia, ya sea como voluntaria o como personal remunerado. Esto tiene que ser discernido mutuamente por la esposa del pastor y el liderazgo de la iglesia.

Independientemente de si la esposa de un pastor tiene un lugar oficial del ministerio en la iglesia, ella tendrá un ministerio muy importante detrás del telón que debe ser muy respetado en la Iglesia: el apoyo a su marido y junto con él, el cuidado de su familia y el hogar. Ella va a tener muchas oportunidades de escucharlo, animarlo y orar por él, sobre diversos asuntos relacionados con su ministerio como pastor.

La mayoría de las esposas de pastores tienen que aprender dónde están sus límites con respecto a apoyar a su esposo con el pastorado, y el  impacto que tiene sobre él. Necesitan aprender cuánto pueden escuchar, así como qué tipo de información pueden escuchar y lo que es demasiado difícil de escuchar. En ciertas situaciones tendrán que establecer límites con su marido en cuanto al estrés y el dolor que trae a casa de la iglesia.

Las esposas de pastores sólo pueden dar un tanto al ministerio de su marido. Tienen que ahorrar un poco de energía para su familia y las otras cosas en su vida. Deben mantener su propia identidad dada por Dios aparte. (“Jesús mismo tuvo limites” y las esposas de pastores, así como los pastores, necesitan seguir su ejemplo.)

¡No Pongamos la Esposa del Pastor en un Cuadrito!

No hay un oficio especial de “esposa de pastor” en la Biblia. La mayoría de las esposas de pastores dirían: “¡Gracias a Dios por eso!” ¡Ellas no quieren que se les ponga en un cuadrito!

La Biblia no prescribe una función especial para la esposa del pastor. Las Escrituras no ofrecen una enseñanza explícita dirigida al papel de la esposa del pastor, pero esto en sí mismo no es importante y ciertamente no debería utilizarse para negar a la esposa de un pastor un papel de ministerio en la iglesia. Hay otras funciones ministeriales importantes en la Iglesia que la Biblia no especifica instrucciones como para Pastor Consejero, Pastor Ejecutivo o director del Ministerio de los niños a nombrar algunos.

La Biblia sí ofrece muchas enseñanzas generales y ejemplos que hablan de la función de ser la esposa de un pastor, tanto las oportunidades como desafíos. El papel bíblico de ser la esposa de un pastor se entiende de lo que las Escrituras enseñan acerca de ser una mujer, una esposa y madre, una seguidora de Cristo con dones dados por Dios.

La mayoría de las esposas de pastores, les guste o no, son figuras públicas dentro de su iglesia y comunidad. Si confían en Dios y en su Palabra para ayudarles a llegar a un acuerdo con el papel de ser la esposa de pastor, entonces tendrán una gran oportunidad de servir como embajadoras de Cristo (2 Corintios 5:20) en muchos aspectos importantes en su iglesia y comunidad.

Pasajes Bíblicos Para la Esposa del Pastor

Éstos son algunos pasajes Bíblicos importantes que ofrecen orientación y aliento a la esposa del pastor que tiene preguntas acerca de su papel. (Todas las escrituras son tomadas de la versión Reina Valera 1960, solo que indique lo contrario).

La Esposa de un Pastor es… 

Creada a imagen de Dios para dar el liderazgo en su mundo

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre (ser humano) a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.” (Génesis 1:26)

¡Muy bueno!

Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.” (Génesis 1:31)

Una compañera indispensable para su marido, otros y Dios

“Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.” (Génesis 2:18)  (La palabra hebrea ezer, traducida como “ayudante”, se usa 21 veces en el Antiguo Testamento y se utiliza más a menudo para describir a Dios como ayudante)

Para tener prioridad sobre la crianza de sus hijos (si es Madre) nutriendo y guiándoles

“He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre.  Como saetas en mano del valiente, Así son los hijos habidos en la juventud.” (Salmos 127:3-4)

Llena de vida impartiendo sabiduría que tiene que llevarse en el corazón

“Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, Y no desprecies la dirección de tu madre; Porque adorno de gracia serán a tu cabeza, y collares a tu cuello.” (Proverbios 1:8-9)

“Guarda, hijo mío, el mandamiento de tu padre, y no dejes la enseñanza de tu madre; Átalos siempre en tu corazón, enlázalos a tu cuello. Te guiarán cuando andes; cuando duermas te guardarán; Hablarán contigo cuando despiertes.” (Proverbios 6:20-22)

Con capacidad de grandes y diversos logros dentro y fuera del hogar

“Una esposa piadosa no tiene precio. Su marido tiene toda la razón para tener plena confianza en ella como su pareja, ya que cada día le trae bien y no daña. Con sus manos ella hace las cosas bellas. Ella trabaja con diligencia para el bien de su esposo y familia. En la comunidad se le conoce por su bondad y sabiduría. Ella maneja el dinero bien y es muy capaz en los negocios. Ella es capaz de iniciar grandes proyectos y dirigir bien a los demás. Sus brazos y su corazón están abiertos a los pobres y necesitados y ella no deja de lado su propia familia. Ella es fuerte, elegante y feliz. En todo lo que ella dice y hace, trae honor al Señor.” (Parafraseado Proverbios 31:10-31)

Es un regalo con dones especiales para el cuerpo de Cristo

De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.” (Romanos 12:6-8)

Es digna de elogio por la forma en que sirve a los demás (en casa o en la iglesia)

“Os recomiendo además nuestra hermana Febe, la cual es diaconisa de la iglesia en Cencrea; que la recibáis en el Señor, como es digno de los santos, y que la ayudéis en cualquier cosa en que necesite de vosotros; porque ella ha ayudado a muchos, y a mí mismo.” (Romanos 16:1-2) (Febe fue posiblemente la primera Diaconisa de la Iglesia)

Una nueva creación en Cristo donde tiene su identidad, no en ser “la esposa del pastor”

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación.” (2 de Corintios 5:17-18)

Es la bella y poética obra maestra de Dios

“Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” (Efesios 2:10)

Llamada a respetar a su marido (y él a tomar la iniciativa de amarla)

“Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.” (Efesios 5:33  vea también Efesios 5:21-32 y 1 Pedro 2:9-10)

Elegida por Dios como sacerdotiza, profetiza y sierva entre su pueblo

“Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.” (1 Pedro 2:9-10)

Llamada a usar sus dones confiando en el poder de Dios

“Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.” (1 Pedro 4:10-11)

La esposa de un pastor puede ser llamada por Dios para… 

Ofrecer en la iglesia su don en la presentación de la verdad, en el servicio, en la enseñanza, al animar, al dar generosamente, en el liderazgo o al mostrar misericordia.

“De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.” (Romanos 12:6-8, NVI Considere los ejemplos del Nuevo Testamento de los líderes del ministerio que eran mujeres: Ana en Lucas 2:36-37, Dorcas en Hechos 9:36, Lidia en Hechos 16:15, Priscilla en Hechos 18:26, las hijas de Felipe en Hechos 21:9, Febe en Romanos 16:1-2 y las viudas en 1Timoteo 5:3-10)

Trabajar en la Iglesia con derecho a un salario

“Porque en la ley de Moisés está escrito: No pondrás bozal al buey que trilla. ¿Tiene Dios cuidado de los bueyes, o lo dice enteramente por nosotros? Pues por nosotros se escribió; porque con esperanza debe arar el que ara, y el que trilla, con esperanza de recibir del fruto. Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo material?” (1 de Corintios 9:9-11)

Trabajar y ministrar en la Iglesia siendo altamente apreciada

“Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros.” (1 de Tesalonicenses 5:12-13)

Servir en la Iglesia como un líder de ministerio

“Las mujeres asimismo sean honestas, no calumniadoras, sino sobrias, fieles en todo.” (1 Timoteo 3:11 Ver también el ejemplo de Febe, diaconisa de la iglesia primitiva que tenian una iglesia en casa, Romanos 16:1-2)

Ofrecer hospitalidad para las reuniones relacionadas con la iglesia (pero a veces puede ser necesario establecer un límite de hacer esto en su casa)

“Hospedaos los unos a los otros sin murmuraciones.” (1 Pedro 4:9 Ver también el ejemplo de Ninfa quien fue anfitrión y tal vez condujo una iglesia en casa, Colosenses 4:15.)

Mentor de mujeres más jóvenes (o ser tutelada por una mujer mayor) para crecer en el carácter de Dios y el cuidado de su familia

“Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.” (Tito 2:3-5)

Ejemplos de Esposas de pastor (o esposas líderes de ministerio) en la Biblia

Esther, la esposa del rey, fue una líder influyente que “para esa hora” llegó al reino

“Y dijeron a Mardoqueo las palabras de Ester. Entonces dijo Mardoqueo que respondiesen a Ester: No pienses que escaparás en la casa del rey más que cualquier otro judío. Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino? Y Ester dijo que respondiesen a Mardoqueo: Ve y reúne a todos los judíos que se hallan en Susa, y ayunad por mí, y no comáis ni bebáis en tres días, noche y día; yo también con mis doncellas ayunaré igualmente, y entonces entraré a ver al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca. Entonces Mardoqueo fue, e hizo conforme a todo lo que le mandó Ester.” (Esther 4:12-17)

Abigail, la esposa del Rey David fue una sierva sabia, humilde y hosperadora

Luego que David oyó que Nabal había muerto, dijo: Bendito sea Jehová, que juzgó la causa de mi afrenta recibida de mano de Nabal, y ha preservado del mal a su siervo; y Jehová ha vuelto la maldad de Nabal sobre su propia cabeza. Después envió David a hablar con Abigail, para tomarla por su mujer. Y los siervos de David vinieron a Abigail en Carmel, y hablaron con ella, diciendo: David nos ha enviado a ti, para tomarte por su mujer. Y ella se levantó e inclinó su rostro a tierra, diciendo: He aquí tu sierva, que será una sierva para lavar los pies de los siervos de mi señor. Y levantándose luego Abigail con cinco doncellas que le servían, montó en un asno y siguió a los mensajeros de David, y fue su mujer.” (1 Samuel 25:39-42)

Elizabeth la esposa del sacerdote apoyo el ministerio de su marido y fue un mentor espiritual para María y otras mujeres

Y el pueblo estaba esperando a Zacarías, y se extrañaba de que él se demorase en el santuario. Pero cuando salió, no les podía hablar; y comprendieron que había visto visión en el santuario. Él les hablaba por señas, y permaneció mudo. Y cumplidos los días de su ministerio, se fue a su casa. Después de aquellos días concibió su mujer Elisabet, y se recluyó en casa por cinco meses, diciendo: Así ha hecho conmigo el Señor en los días en que se dignó quitar mi afrenta entre los hombres.” (Lucas 1:21-25)

Y aconteció que cuando oyó Elisabeth la salutación de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabeth fue llena del Espíritu Santo, y exclamó a gran voz, y dijo: Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre. ¿Por qué se me concede esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí? Porque tan pronto como llegó la voz de tu salutación a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Y bienaventurada la que creyó, porque se cumplirá lo que le fue dicho de parte del Señor.” (Lucas 1:41-45)

La esposa del Apóstol Pedro sirvió como huésped con su Madre

Al salir de la sinagoga, vinieron a casa de Simón y Andrés, con Jacobo y Juan. Y la suegra de Simón estaba acostada con fiebre; y en seguida le hablaron de ella. Entonces él se acercó, y la tomó de la mano y la levantó; e inmediatamente le dejó la fiebre, y ella les servía. Cuando llegó la noche, luego que el sol se puso, le trajeron todos los que tenían enfermedades, y a los endemoniados; y toda la ciudad se agolpó a la puerta. Y sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y echó fuera muchos demonios; y no dejaba hablar a los demonios, porque le conocían.” (Marcos 1:29-34) (Véase también 1 Corintios 9:5 lo que sugiere que otros apóstoles además de Pedro tenían esposas.)

Susana, la esposa del administrador Herodes, fue sanada por Jesús y se convirtió en su devota seguidora y una líder en la Iglesia. Apoyó el ministerio de Jesús financieramente, le sirvió hasta el final, y fue un gran testimonio para Él

“Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él, y algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades: María, que se llamaba Magdalena, de la que habían salido siete demonios, Juana, mujer de Chuza intendente de Herodes, y Susana, y otras muchas que le servían de sus bienes.” (Lucas 8:1-3)

Los amigos de Jesús también estaban allí, incluso las mujeres que lo habían seguido desde Galilea. Todos ellos presenciaban de lejos lo que pasaba.” (Lucas 23:49 PDT)

Las mujeres que habían venido con Jesús desde Galilea siguieron a José. Vieron el sepulcro y cómo pusieron el cuerpo adentro. Después se regresaron para preparar especias aromáticas y aceites perfumados, y no hicieron ningún trabajo en el día de descanso, conforme al mandamiento.” (Lucas 23:55-56 PDT)

“Muy temprano el domingo en la mañana, las mujeres fueron al sepulcro. Llevaban las especias aromáticas que habían preparado. Encontraron que había sido quitada la piedra que tapaba la entrada del sepulcro. Entraron, pero no encontraron el cuerpo del Señor Jesús. Las mujeres no entendían lo que estaba pasando, cuando de repente dos hombres vestidos con ropa muy brillante se aparecieron de pie, junto a ellas. Las mujeres tenían mucho miedo y se postraron rostro en tierra. Los hombres les dijeron: —¿Por qué están buscando entre los muertos al que está vivo? Jesús no está aquí. Ha resucitado. ¿No recuerdan lo que les dijo en Galilea?” (Lucas 24:1-6)

“Estas mujeres eran María Magdalena, Juana, María la mamá de Santiago, y otras más. Cuando les contaron a los apóstoles lo que había pasado.” (Lucas 24:10)

Priscila era esposa de pastor (Aquila) y líder en la Iglesia de casa en Efeso

 “Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios.” (Hechos 18:26) (Observe que Priscilla es quien aparece antes que su marido y que ella dio instrucciones a Apolos, un predicador popular)

Saludad a Priscila y a Aquila, mis colaboradores en Cristo Jesús, que expusieron su vida por mí; a los cuales no sólo yo doy gracias, sino también todas las iglesias de los gentiles. Saludad también a la iglesia de su casa. Saludad a Epeneto, amado mío, que es el primer fruto de Acaya para Cristo.” (Romanos 16:3-5)

Las iglesias de Asia os saludan. Aquila y Priscila, con la iglesia que está en su casa, os saludan mucho en el Señor.” (1 de Corintios 16:19)

4 respuestas a “Escrituras Para la Esposa del Pastor

  • Hola a todos, Dios les bendiga en abundancia; estas enseñanzas son de mucha ayuda, me han ayudado a entender que yo, como mujer de un pastor, no soy simplemente “la mujer de un pastor” sino más bien, la esposa de Cristo y sierva de Dios y que como tal, debo cumplir con el ministerio que Dios me ha dado y ser de gran ayuda para mi amado esposo que amo muchísimo. Me gustaría seguir en contacto con ustedes porque tengo otras preguntas más acerca de este tema y de otros.

    • Gracias. Bendiciones en su matrimonio y ministerio. Si habla inglés, encontrará la información y los recursos de nuestro ministerio en SoulShepherding.org.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *